Domingo, Diciembre 15, 2019
logo.jpg

El Túnel Subfluvial "en óptimas condiciones de seguridad"

Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

 

El Túnel Subfluvial “Raúl Uranga-Carlos Silvestre Begnis” se encuentra “en condiciones óptimas de seguridad” para afrontar la crecida del río Paraná, “dado que se observa una gran capa de arena por encima de los tubos”, se indicó desde el organismo administrador de la conexión interprovincial.

Se calcula que para mediados de noviembre la crecida ordinaria que experimenta el río Paraná llegaría a su pico calculado en unos 5,30 metros.

El monitoreo efectuado las últimas horas, en la zona del túnel, “arrojó valores de cotas poco profundas del lecho del río Paraná, lo que nos indica que en el túnel existen condiciones óptimas de seguridad para la llegada de este pico de crecida”, indicó el director representante del gobierno de Santa Fe en el Ente Interprovincial del Túnel Subfluvial, Víctor Hadad.

El funcionario señaló que actualmente “el nivel mínimo de arena por encima de los tubos es de tres metros”, por lo que aseguró que la conexión subfluvial “se encuentra en óptimas condiciones para afrontar la crecida del río”.

El monitoreo en la zona del túnel se realizó con “la lancha Federación, utilizando equipos satelitales (GPS) y una sonda ecógrafo”, sobre un área de 550 metros de largo por todo el ancho del río”.

Este control “permite determinar la cantidad de arena sobre el túnel (lastre), dinámicas de las dunas y canal principal”, para evitar o detener la formación de bancos de arena, ya que al provocar oleajes generan erosión en la protección del túnel.

El monitoreo del estado de situación del lecho del río Paraná, en la zona del túnel, se realiza mensualmente y, en épocas de crecidas, cada 15 días. 

Al túnel subfluvial se le han realizado dos obras significativas para proteger su lecho en los años 1993 y 1998.

Estas obras cubren un total 50 metros aguas arriba y 50 metros aguas abajo del eje del túnel, protegiendo aproximadamente un 75 por ciento del tramo comprendido entre ambas márgenes.

De este modo se asegura el sector de mayor erosión, que tiene sobre los tubos un espesor mínimo de 9 metros de arena.

Finalmente, Hadad rescató el compromiso de trabajo que “el gobernador Hermes Binner; el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, y el secretario de Servicios Públicos, Alejandro Boggiano, tienen para con el Túnel”.

A la par de estas actividades, hace unos días se realizó en las instalaciones del túnel una jornada taller sobre simulacro de accidentes, que tuvo como finalidad lograr que el personal –afectado en los eventuales accidentes producidos en el Túnel Subfluvial–, esté altamente capacitado.

El simulacro está previsto realizarlo para mediados de noviembre, con la coordinación de la Dirección Provincial de Protección Civil y la participación de todas las fuerzas de rescate de Santa Fe y Entre Ríos y personal del Túnel.

Como antecedente inmediato, el año pasado se hizo un simulacro en el cual el personal tardó un minuto y medio en ingresar al túnel para hacer los primero auxilios.

Desde 2007, el túnel cuenta con un ‘Manual de Contingencia’, en el que se establece el rol de cada persona, de acuerdo con su puesto de trabajo, en caso de emergencia.

El Túnel Subfluvial “Uranga-Silvestre Begnis” une las ciudades de Santa Fe y Paraná por debajo del río homónimo, tiene una longitud total de 2.939 metros y fue inaugurado el 13 de diciembre de 1969. En la actualidad lo transitan diariamente cerca de 11.000 vehículos. (Jackemate.com)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar